Virtual Deportivo

DIETA

nutricion

nutricionDIETA

Hablaremos de tres clases distintas de dietas:

  • Dieta para el periodo competitivo
  • Dieta para el periodo de entrenamiento
  • Dieta de recuperación

Las dietas de periodo de entrenamiento y de recuperación tiene como función primordial el poner al deportista en óptimas condiciones para el periodo competitivo. Normalmente, ambas dietas pueden ser idénticas para un atleta en plenitud de salud. La dieta para el periodo de competición depende, en gran medida, del deporte que se practique y del propio atleta.

Son muchos los parámetros que intervienen para poder establecer un régimen en general, por lo que es normal que estas dietas se adapten a cada individuo.

Como señalar el régimen individual. Para empezar, es importante descubrir en el atleta cualquier defecto que pueda repercutir aunque sea mínimamente, sobre el grado de forma del individuo. Lo mejor para estos casos es realizarse un profundo y concienzudo examen medico. Si no hay ningún problema físico tras esta inspiración, entonces la dieta del deportista debe se lo mas variada posible, respetando siempre los cánones establecidos anteriormente. En caso de que se encuentre alguna anomalía o defecto de tipo patológico, se deberá entonces acoplar el régimen a dicha anomalía para procurar su cura.

 

 

LA DIETA DE ENTRENAMIENTO

 

graficala dieta de entrenamiento

No se puede dudar de la eficacia de una dieta alimenticia adecuada para llegar a estar en óptimas condiciones, aunque todos sabemos que lo más importantes es una preparación física adecuada. Sin embargo no hay que modificar nunca, bruscamente, la dieta de una persona que acaba de incorporar a la práctica deportiva. Ello podía acarrear problemas psicológicos y un excesivo adelgazamiento. Debe mantenerse igual dieta, tanto en el periodo de entrenamiento como fuera de él. Sin embargo en periodos de entrenamiento se necesita un incremento proporcional del consumo de todos los alimentos (glúcidos, lípidos, prótidos, vitaminas, minerales, etc.)

Se puede producir un adelgazamiento, pero solo será debido a la perdida de ciertas grasas de reserva. Entramos entonces en una fase de equilibrio del peso con desarrollo de la musculatura.

Los ciclistas por ejemplo, pierden peso en las primeras etapas de una carrera como el Tour. Luego al cabo de unos días, su apetito disminuye pero su peso ya no baja más y hasta es posible que aumente. Por tanto, un atleta se alimenta de manera adecuada cuando su peso se estabiliza. De este modo, a un individuo en época de entrenamiento se le aconseja una dieta de unas 2,000 a 2,500 calorías diarias.

 

DIETA DE RECUPERACIÓN

Después de una competición, el deportista tarda unos, dos días en volver a las condiciones normales, ya que se organismo se ha visto sometido a un desgaste debe repararse de inmediato, restableciendo además las reservas energéticas. Por ello, el deportista debe comer ligeramente, beber grandes cantidades de agua y comer pocos prótidos. No se debe nunca comer en abundancia y menos aun deber cantidades importantes de alcohol.

  • LAS CALORIAS: En las 24 horas que siguen a la competición, el balance calórico debe ser de unas 2,500 calorías diarias, la cual esta por debajo del nivel habitual, ya que en las 24 horas que siguen a un esfuerzo excesivo disminuye el apetito del deportista. Pero dos días después el apetito aumenta y por eso debe ampliarse la dieta alimenticia.
  • AGUA: Haciendo un recuento del agua que se ha ingerido durante las 24 horas siguientes a la competición, nos da unos 2,5 litros de líquidos y si añadimos el agua contenida en los alimento obtendremos un total de 3,8 litros, aunque parezca exagerada, esta cantidad es necesaria para contrarrestar la gran perdida de agua durante el esfuerzo y para que el riñón consiga eliminar toxinas.
  • LOS PRÓTIDOS: Después de una competición, la dieta debe ser pobre en prótidos para que no aumente la cantidad de urea y acido úrico que esta aumentada en la sangre, producto del esfuerzo realizado. El mínimo proteico que se necesita durante las 24 horas posteriores a la competición nos lo suministra los huevos, el queso, la leche, etc.
  • LOS MINERALES: Tras el esfuerzo también son necesarios electrolitos como el sodio y el potasio (este ultimo ayuda a la eliminación de toxinas del organismo).
  • LAS VITAMINAS: La liberación y utilización de la energía obtenida de las células es el resultado de numerosas reacciones sucesivas. Estas reacciones serian inevitablemente bloqueadas, en un momento dado a su evolución, sin la presencia de vitaminas. En la alimentación es muy importante la variedad para asegurar el aporte vitamínico correcto. Estas vitaminas son: vitaminas A,D,K,B1,B2 Y C.

 

 


Por: Carolina Muñoz Diaz

Fuente: Gran Enciclopedia de los Deportes (Tomo 1)

Imágen: http://siuecampusrec.wordpress.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *