Virtual Deportivo

SUPERSONICO: Felix Baumgartner

Felix-Baumgartner

Felix-BaumgartnerMi casa está en el aire”, respondía Felix Baumgartner cuando se le preguntaba dónde vivía. Y ahí va a seguir, tras romper la barrera del sonido bajando a 1.342 km/h después de saltar desde la estratosfera a 39.043 metros. Pero de manera diferente. “Me retiro del deporte extremo, quiero una vida tranquila”, declaró en Austria, su país natal.

¿Y qué va a hacer ahora? “Me gustaría encontrar un trabajo decente como piloto de helicópteros de rescate. Trabajar medio año en los Alpes y el otro medio en California, rescatando gente en la montaña y luchando contra el fuego”. Decente es, tranquilo no.

Baumgartner (43 años) tenía ya licencias para operar con helicópteros en Europa y Estados Unidos antes de embarcarse hace cinco años en la aventura del Red Bull Stratos. De momento, ha anunciado que quiere unos días “sin email ni teléfono” junto a su novia Nicole. Luego, le esperará una ronda de actos promocionales por todo el mundo de la mano de Red Bull. Una editorial alemana ya ha anunciado que habrá libro: Conquistador del cielo, mi vida en caída libre, que se editará el año próximo.

Ejército.

Baumgartner saltó por primera vez en paracaídas con 16 años, se enroló en el ejército y recaló en una unidad especial de acrobacias y aterrizajes en pequeñas superficies. En 1997 se proclamó campeón mundial de salto BASE (desde un punto fijo), luego volaría desde las Torres Petronas, o atravesaría los 35 km el Canal de la Mancha con un ala de carbono. Ahora lo quiere cambiar por una extraña tranquilidad.

 

 

Imágen: Fuente Externa

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *